Archivo mensual: septiembre 2010

De vuelta al blog… 2003

2003-Uruapan

1     En lo que alguna vez fue un páramo
donde jardines y flores convivieron
en ritos eleusinos
entre Huitzilopochtli y Orfeo
5   Tlaloc y Baco
Venus y la Coatlicue
antes de que se supiera matar allí
(y también se supiera morir)
10 Emerge el recuerdo
de quien alguna vez fue Aranzani.

En las aguas más cristalinas
del Eufrates michoacano
hago un intermedio
15 quizás use un chingada madre como recurso retórico
para expresar una ficticia rabia
pero no se puede contar nada
con el estomago vacío de ideas
y la cabeza caliente de nostalgia
20 así que no tendré más remedio
que lanzarme un clavado dialéctico
en las aguas de la Tzararacua
y ahogarme con peces de colores metafóricos
y contarle a los múltiples tótems del pasado
25 sobre tí.

Aranzani es más que un nombre: es un dogma
que quizás deba quedarse encerrado
bajo siete llaves de silencio
pero sería difícil de hacerlo
30 sin evocar sus ojos como admiración
su boca como interrogación
y su rostro que sabía a poesía de Oriente.

Aranzani es más que un cuerpo: es una sombra
que es imposible de perderse
35 entre arenas movedizas de utopía
una línea apenas evanescente
caminando en sendero de eterno Shangri-la
(aunque a veces no sea así
y se pierda en hybris banal y corrosiva)
40 pero eso, parafraseando a Parménides
es la natural lucha de los contrarios
aunque casi siempre ganaba el bien.

¿Llueve?

¿Acaso los dioses tenochcas se vieron conmovidos?

45 Porque es casi imposible
ver llorar a una deidad
va contra su naturaleza
puede lavar los campos y las ciudades con agua, si,
pero nunca con agua de sus ojos.

50 Ahora habla tú, anónima fantasmal
ha llegado tu turno
mide con justeza si es verdad
que es casi imposible
desprenderse del ente llamado Aranzani.

Otro post más desde las costas de la Península Barataria.