Archivo mensual: julio 2009

La necesidad de una filosofía para la informática

El problema primordial del ser humano desde que empezó a ser dotado de raciocinio es, invariablemente, buscar una explicación a los sucesos que ocurren a su alrededor. En base a esta necesidad, comenzaron a surgir en los albores de la civilización sistemas y métodos de conocimiento, y por ende, la aplicación de los mismos en ramas cada vez más especificas.

Ciertos autores manejan tres grandes etapas en la historia humana: la primera empezaría en los primeros avances en la agricultura, el surgimiento de la escritura, la recolección, los sistemas de creencias; las primeras civilizaciones, pues. Posteriormente, puede diferenciarse una segunda etapa en los albores de la revolución industrial y la posterior introducción de las primeras máquinas y el trabajo industrial.

Por último, mención aparte merece el tercer hito de este circulo vicioso: la automatización del cúmulo de información y su distribución a velocidades insospechadas gracias a la ulterior expansión de las “super redes”, amén de la popularización de las computadoras y a su vez la paradoja que implica el concepto de “aldea global”.

Muchos creen, hoy más que nunca, que todo está dicho, que no hay más que agregar al caldo de cultivo de nuestro conocimiento, que es menester y obligatorio más avanzar que retroceder, apostar más a la “innovación” y dejar atrás la obsolescencia. Y aquí ocurre que no es así.

Si ya se tiene una revolución encima que es evidente que llegó para quedarse, ¿porqué no aprovechar la coyuntura, las preguntas y las respuestas para lograr encauzar dicha revolución de una mejor manera?; usar una computadora, hoy día, es más que el proceso ingenuo de emisor- receptor típico de las estructuras tradicionales de la comunicación. Se puede ser también emisor y/o receptor omnipotente. Crear, sugerir, responder o cuestionar.

Y he aquí la necesidad de empezar, valga la redundancia de la frase, desde el principio.

¿Porqué no plantear la necesidad de unir la más antigua, la madre de todas las ciencias en franca comunión con su hija rebelde, con la causante de la revolución más importante en las últimas décadas?

Quizá pueda sonar descabellado involucrar a la filosofía con la informática per se , bajo la rigidez de una materia simple de relleno como se quiere ver en algunos modelos trogloditas como el nuestro. No. Propongo a la filosofía como el punto de partida para la comprensión de los actuales paradigmas que nos rigen, y en consecuencia, lograr un mejor aprovechamiento de la herramienta más invencible, aun, que cualquier computadora: la razón.

UPDATE A LA PRESENTE (1 agosto 2009):

Post disponible para descarga en Google Docs. Aquí el link.

Otro post más desde las costas de la Península Barataria.