Archivo mensual: mayo 2009

Ecos del III SIC (republicado 2007)

Este post lo escribí en una versión anterior de este mismo blog, y viene a cuento debido a una inquietud personal que tengo sobre la utilidad de la filosofía, tan devaluada ultimamente gracias a nuestros gobiernos y a la política mercantilista imperante, en partícular con mi área que es la informática.

Acompáñenlo con leche.

Antes, una nota mental al respecto:

En realidad, este post lo empecé el jueves pasado por ahí del kilómetro 37 de la carretera que va de La Paz a Todos Santos; Quizás el hecho de ir sobre una carretera (que próximamente será super carretera) me inspiro a tratar el tema que empiezo… ahora)

Mucho se ha cacareado por parte de las autoridades educativas del país, expertos en pedagogía, políticos y hasta futbolistas del club propiedad de alguien cuyas iniciales son Emilititito Azcárraga, sobre la “necesidad” de globalizar los contenidos educativos, mediante el uso de nuevas tecnologías de información. Pero en realidad, ¿qué tan factible es que dicha “distribución” del conocimiento llegue a ser tan efectiva como se plantea en la teoría?

Pingala, un gramático indio,había inventado originalmente el sistema binario para medir la métrica y las sílabas, idea que posteriormente tomó George Boole para su álgebra, que permitió a Claude Shannon implantar esta teoría en una máquina real, por allá de 1937. A partir de ahí, en la tecnología informática ahora es factible representar carácteres, números, letras, imágenes, video, sonido y demás parafernalia en forma de ceros y unos, cuya aplicación más útil parece haberse encontrado en el e-learning o aprendizaje facilitado por las variopintas tecnologías de la información disponibles.

De acuerdo a Wikipedia, una de las características más importantes del e-learning es la facilidad y disponibilidad perennes para el usuario potencial, más allá de cualquier límite físico posible. Ejemplos de ello son plataformas como Moodle y OpenCampus, que permiten la creación de cursos en línea gratuitamente, y, si nos vamos a ejemplos más burdos, la misma Wikipedia puede ser caracterizada como una plataforma de aprendizaje similar. Así, el principal exponente del e-learning es, por antonomasia, el Internet, la omnipotente red de redes. Todo suena bien, pero… (como ocurre siempre con muchas cosas en este mundo) ¿qué tanta efectividad hay respecto a su aplicación en la vida real?

De acuerdo a Giovanni Sartori en Homo videns, se corre el riesgo de que en una sociedad acostumbrada sólo a ver, sin generar abstracciones sobre lo que se ve, el hombre degenere a ser una masa amorfa que únicamente acumula conocimientos, sin la posibilidad de razonar el para qué le son útiles. Una enciclopedia con piernas, pues. Esto se contrapone claramente a la teoría de Nicholas Negroponte en Being Digital, donde apuesta casi totalmente a un mundo de bits en vez de átomos, producto de la revolución ocasionada por el boom de Internet y las nuevas tecnologías de la información. Posiciones claramente contrastantes, aunque en realidad cabe señalar que el trabajo de Sartori se centra únicamente en la televisión, pero encaja perfectamente en el contexto de las TIC y su “capacidad” para crear y distribuir conocimientos.

Una objeción personal respecto a la aplicación pura del e-learning es el hecho de que no todo el mundo aprende del mismo modo y a la misma velocidad, por lo que habría que considerar ello. Además, la mayoría de los estudios al respecto (maestrías y demás grados) no resuelven realmente una pregunta: ¿Y cómo rayos se construye el conocimiento? , y por tanto, ¿De qué manera puedo eficientar yo, desarrollador de SW, el hacer llegar este conocimiento a mi potencial espectro de usuarios?.

Para esto tenemos la ayudadita de la madre de todas las ciencias, la filosofía, y una de sus ramas, la teoría del conocimiento o gneosología, que intenta estudiar, o al menos, descifrar “el alcance, la generación y la naturaleza del conocimiento…” (cita textual) , y hace una distinción entre los tipos de conocimiento posibles. ¿Con qué propósito hago hincapie en ello? Porqué lamentablemente muchos usuarios, expertos o no de las diferentes clases de sistemas que existen, creen erróneamente que la computadora es omnipotente y capaz por sí misma de hacer todo, pero en realidad, no hacemos más que ver millones de ceros y unos que por sí sólos, no dicen nada. Corresponde a tí, querido usuario, discernir que es lo que te transmiten esos ceros y unos, y sólo es posible con una adecuada INTERPRETACIÓN y generación del conocimiento, que, muchas veces, no rebasa más allá de la pantalla de la computadora.

En conclusión, quizás falta mucho para que se cristalice como una realidad el que casi todo mundo pueda disponer de las “bondades” del e-learning, pero, en mi opinión, no creo que sea la panacea adecuada que prometen los políticos y los dueños del poder, debido a su naturaleza impersonal. Sin embargo, si ocurre así, corresponde a los desarrolladores y a los estudiosos de la computación el estudio minuncioso del conocimiento en base al factor más importante de todos: el factor HUMANO.

Y para ello, insisto, hay que aprender a PENSAR. Humanizar la técnica al servicio de nuestros semejantes.

UPDATE:

Para más datos sobre la “infalibilidad” de las computadoras, recomiendo la lectura del artículo “La sociología de las computadoras”, del filósofo (e informático) Claudio Gutiérrez, en redcientifica.com.
(http://www.redcientifica.com/doc/doc199903310017.html)

OTRO UPDATE:

Sale nuevo blog donde comenzaré a abundar al respecto (con miras a la materia y a un posible tema para titulación). http://phi2k.wordpress.com. Lleguénle y cualquier sugerencia y/o comentario será bienvenido.

Anuncios